Consejos sobre los tipos de tierra en los cultivos, jardines y huertos

Consejos sobre los tipos de tierra en los cultivos, jardines y huertos

La tierra

Antes de comenzar a crear el jardín hay que saber la clase de suelo que tenemos. Para saberlo, hay que tener en cuenta que la tierra es una mezcla de varios elementos. En función de los porcentajes de cada uno de estos elementos tendrá unas características u otras. Estos elementos son:

Nota: Lo más frecuente es encontrar jardines de tierras mixtas que tienen dos de las características en común.

Arena

Formada por minúsculos trozos de roca gastados por efecto del tiempo. Ésta puede ser silícea (blanca grisácea) o calcárea (gris amarillenta). La arena es rugosa al tacto y es la oposición completa de las tierras arcillosas.

Arcilla

Es el cemento de la tierra. Si no hay arcilla, no hay cohesión en el suelo ni retención de agua. Cuando el tiempo es seco, la arcilla está dura mientras que cuando llueve, está blanda. También tiene la propiedad de retener muy bien los elementos fertilizantes del suelo, para que luego las plantas puedan alimentarse.

Humus

Es el producto final de la descomposición de los elementos orgánicos vegetales. Es indispensable en todas las tierras de cultivo y retiene el agua así como elementos fertilizantes.

Caliza

Coagula el humus y la arcilla del suelo. Lo encontramos en estado blando o en forma de roca dura. Es importante en la regulación de la absorción de los fertilizantes.

© Fertiberia, S.A. 2019. Todos los derechos reservados